Natillas de chocolate y nata

Bebo. Pienso. Extraño. Tengo. Libertad. Miedo, mucho. Ganas, más. De seguir gritando con manos medio muertas mientras nada cambia; ni de año, ni de acera, ni de ropa, ni de estrella. Seguir siendo.

Mientras ellos siguen muriendo y el mundo girando. Ellos y Ella. Porque cuando la existencia se detiene, se escribe lo pasado o lo imposible. Y a mí aún me quedan ganas de escribir por ellos; aunque la vida sea una puta y los de aquí muy perros.

África united